Washington Parques Nacionales
El Estado de Washington
Destinos
Reservaciones

Parques Nacionales

Parque Nacional Olímpico

El Parque Nacional Olímpico ofrece una amplia belleza natural, incluyendo picos nevados, vastos trechos de maduras forestas y arboledas, escarpadas playas vírgenes y hasta un clima de bosque tropical con lluvias durante todo el año. Es un destino ideal para quienes disfrutan de acampar, hacer montañismo, salir en caminatas o excursiones con mochila, navegar en kayak por el océano o simplemente disfrutar de las magníficas vistas.

¿Dónde se encuentra?

La península Olímpica está ubicada en el estado de Washington, al oeste de Seattle, en el extremo noroeste de los 48 estados inferiores. Es una península cuadrada, de aproximadamente unas 100 millas en cada lado, bordeada por el Océano Pacífico en el oeste, el Canal Puget en el este y el Estrecho de Juan de Fuca en el norte.

El Parque Nacional Olímpico abarca unas 50 millas de área circular en el centro de la península, mas toda la costa del Pacífico. Una gran parte del territorio que rodea al Parque es Bosque Nacional.

Mount Olympus © Mike Leco / USATourist.com
Con casi 8.000 pies de altura, el Monte Olympus es el más alto de la cadena de Montañas Olímpicas y tiene cinco glaciares.

Los Montes Olímpicos se elevan hasta los 8000 pies de altura, pero aún así están cubiertos de nieve y con glaciares durante todas las estaciones. Las constantes brisas cálidas y húmedas del Océano Pacífico traen sorprendente cantidad de lluvia a las laderas occidentales de las montañas, y gran cantidad de nieve a sus picos. Las zonas occidentales más bajas y los valles reciben hasta 150 pulgadas (380 cm) de lluvia cada año, y los picos pueden cubrirse hasta con 125 pies (38 metros) de nieve.

El Parque Olímpico es de fácil acceso

La Península Olímpica y el Parque Nacional Olímpico se pueden acceder fácilmente luego de unas pocas horas de manejo desde Seattle, Washington. La vía más rápida es por bote de transporte de autos y pasajeros, desde Seattle a Bremerton, o desde el suburbio del norte de Seattle, Edmonds, hasta Kingston. El viaje tiene hermosos paisajes y lleva una hora. El costo del pasaje de ida y vuelta es de aproximadamente $15 por coche y $7 por pasajero y por persona viajando a pie. También se pude ir en automóvil, dando la vuelta al extremo sur del Canal Puget en Tacoma y desde ahí dirigiéndose por la península hacia el norte . Pero esto agregará muchas millas de manejo y varias horas más a su viaje.

La población de la Península Olímpica es muy escasa, con la mayoría de sus residentes ubicados en pequeñas poblaciones en las costas del este y del norte. Port Townsend y Port Angeles en la costa norte son los centros urbanos más importantes. También hay otros pequeños e interesantes pueblitos pesqueros sobre la costa norte. El único poblado importante en el lado oeste de la península es Forks. Port Townsend y Port Angeles ofrecen una amplia variedad de comodidades para el turista. Forks tiene aproximadamente 6 moteles y el mismo número de restaurantes.

Hay pocas rutas de acceso al parque

La ruta 101 circunvala casi completamente la península y el parque. Hay sólo unas pocas rutas de acceso al interior del parque. Una ruta de acceso muy preferida lleva dirección sur desde Port Townsend por veinte millas y sube unos 5000 pies hasta la Quebrada Huracán. Desde allí, la vista de Monte Olimpus y el interior del parque es fantástica. Hay instalaciones para picnic y baños en el centro para el visitante, y varios buenos senderos para excursiones. Un pequeño camino no pavimentado lo lleva 9 millas hacia el sur, desde la Quebrada Huracán hasta el Punto Obstrucción. Se recomienda un vehículo todo terreno para recorrer este tramo, pero cualquier auto de una razonable altura podría hacerlo. Pocos turistas prueban este camino, así que se encontrará lejos de las multitudes. Las vistas son espectaculares, y hay muy buenas probabilidades de ver animales salvajes.

A unas 25 millas al oeste de Port Angeles, otra ruta de acceso sigue al Río Sol Duc por unas 20 millas hasta el interior del parque y lo lleva a las Termas Sol Duc. Un complejo en esa localidad ofrece un hotel donde hospedarse y zona para acampar cerca de estas calientes aguas abundantes en minerales.

Más de 50 millas costeras sin desarrollo urbano

La pequeña población de Forks está ubicada a 50 millas al oeste de Port Angeles. Es un buen lugar para detenerse a almorzar o para pasar la noche mientras se exploran las playas del Pacífico y las laderas occidentales de los Montes Olímpicos.

De Forks hacia el sur, por la ruta 101, hay varias rutas de acceso hacia el oeste que lo llevan a la costa del Pacífico. Aquí encontrará más de 50 millas de costa marítima natural sin desarrollo urbano o turístico. Se llega a la mayoría de las playas luego de una caminata a través de la naturaleza salvaje de la zona. Dichas playas son escarpadas, con precipicios rocosos, promontorios grabados por la continua fuerza de las olas, suave arena y numerosos peñascos y riscos desolados. En muchos lugares, las playas tienen pilas de troncos gigantes y trozos de árboles que han sido arrastrados desde las laderas montañosas hasta la costa, por la fuerza imponente del oleaje del Pacífico.

Los bosques tropicales son lugares extraños y misteriosos

La ruta de acceso que sigue al Valle del Río Hoh hasta los Montes Olímpicos se encuentra a unas 15 millas al sur de Forks. Lo lleva hasta el Bosque Tropical Hoh. Unas 40 millas más al sur, otra ruta de acceso lo lleva hacia el este, acompañando al Valle del Río Quinault, hasta llegar al Bosque Tropical Quinault. Ambas atracciones tienen centros para el visitante, con zona para acampar y recorridos por medio de la sorprendente naturaleza de la zona.

Bosque Hoh © Mike Leco / USATourist.com
El Centro para Visitantes del Bosque Hoh tiene dos cortos circuitos para recorrer a pie: el Sendero Hall of Mosses y el Sendero Natural Spruce. En el centro para visitantes, también se puede acceder al Sendero Río Hoh, que se interna en el bosque.

Los bosques tropicales en estas laderas occidentales de las montañas son lugares fantásticos y misteriosos, constantemente cubiertos de neblina y fina lluvia. Las gigantescas y primitivas coníferas se elevan unos 300 pies sobre el piso del bosque, cubierto de enormes helechos y una gran cantidad de variadas plantas. Los troncos y ramas de los árboles están decorados con cortinas de musgo verde. ¡Asegúrese de visitar una de estas forestas tropicales!

Este es el país de las maravillas para los mochileros y los amantes de excursiones al aires libre

En el extremo norte de la península, la Reservación India Makah cubre unas 6 millas cuadradas. Aquí se encuentran algunos de los últimos Americanos Nativos que aún hoy cazan ballenas con arpones de madera desde simples canoas. El Centro Cultural Makah tiene un interesante museo que describe la historia y cultura de la tribu.

El Parque Nacional Olímpico, con más de 600 millas de senderos para excursiones a pie, es una zona maravillosa para mochileros y aventureros. Parte del terreno es extremadamente escarpado y salvaje. Aunque las montañas no son muy altas, pueden ser peligrosas para montañistas no experimentados, debido a sus permanentes picos nevados y glaciares. Este es realmente un territorio de naturaleza salvaje.

Escrito Por: Mike Leco
Traducido por: Anabel Elliot
Crédito para la Foto de Arriba: © Mike Leco / USATourist.com
Descripción de la Foto: Con sus increíbles vistas del océano, salientes marinas y piscinas naturales formadas por la marea, la Playa Rialto es un destino muy popular dentro del Parque Nacional Olímpico.