USAtourist's Hotel and Car Rental Discounts.  Save up to 30% instantly.
Texas
Destinos
Reservaciones

Alemania en Texas

El centro de Texas es muy diferente a los bosques y campos de las tierras bajas del este y las praderas del oeste de Texas. Es una tierra con colinas poco forestadas, entrecortadas por ríos y valles fértiles. La zona central es una parte muy hermosa de este gran estado. Y al mismo tiempo, tiene características muy alemanas.

Schlitterbahn © Mike Leco / USATourist.com
New Braunfels es casa del Schlitterbahn, uno de los parques de agua más grande e impresionantes de los Estados Unidos.

Los pueblos alemanes de esta zona de Texas

Pueblos con nombres como Fredricksburg, Nueva Braunfels, Bergheim y Boerne rebelan la influencia Germánica de los primeros establecimientos poblacionales de la zona. A primera vista, Fredericksburg parecería ser un típico pueblo del medio oeste, con los típicos negocios y salones que parecen haber salido de una película del cowboys. Pero pronto notará que los restaurantes tienen un menú que incluye sauerbraten, bratwurst y strudel de manzana, junto con la típica barbacoa y el chili tejanos. En los salones, viejos con barba, botas de cowboy y jeans, se sientan en sus stammtisch y conversan en algún viejo dialecto Alemán. Esta es la región de los cowboys alemanes.

Nueva Braunfels, ubicada a 30 millas al norte de San Antonio, fue uno de los primeros establecimientos alemanes de esta zona. Fue fundado por el príncipe Carl de Solms Braunfels en 1845. Aún hoy, este pueblo todavía conserva las marcas de sus raíces alemanas. Las casas y edificios cerca del centro tienen el distintivo estilo alemán, y los restaurantes sirven comidas típicas alemanas. Aquí se encuentra el Schlitterbahn, uno de los parques de agua más grande e impresionantes de los Estados Unidos. Tiene toboganes de agua y piscinas que rodean la réplica de un antiguo castillo germánico, y todo el parque está construido al estilo alemán.

Fredricksburg es el mayor de estos pueblos alemanes

A mediados del siglo XIX, cuando las condiciones sociales y políticas se hicieron intolerables para algunos miembros del principado alemán, muchas familias inmigraron a Texas. Artistas, escritores, poetas, profesores universitarios y eruditos alemanes, temiendo la persecución en su tierra madre, vinieron a Texas y se hicieron estancieros, granjeros y cowboys. Se estima que más de 10.000 familias alemanas vinieron a vivir, en esa época, a esta parte de Texas.

Baron von Meusebach meets the Comanche © Mike Leco / USATourist.com
El Barón von Meusebach ser reúne con los Comanche

Fredericksburg es el más grande de los pueblos alemanes en Texas y aún conserva mucho de su herencia y cultura alemana. Cada año, los residentes organizan Sangerfests, Shützenfests, Weinfests, Kinderfests y la tradicional Octoberfest. También tienen rodeos, barbacoas y powpow indios. Este es uno de los pueblos más interesantes de todo Estados Unidos, y tiene una historia fascinante.

Todo comenzó en 1842, cuando un grupo de nobles se reunió en una villa sobre le Río Rin para formar el Mainzer Adelsverein, mejor conocido como la Sociedad para la Protección de los Inmigrantes Alemanes en Texas. Planearon la compra de grandes estrechos de tierra barata y la creación de pueblos donde se establecerían los inmigrantes Alemanes. En 1844, el grupo envió hacia las nuevas tierras al Príncipe Carl de Braunfels, como primer Comisionado General. Él se encargó de establecer una colonia inicial en Nueva Braunfels, justo al norte de San Antonio, pero pronto fue víctima de aprovechadores inescrupulosos que le vendieron tierras sin valor. Su falta de habilidad para los negocios, casi deja en bancarrotas a la Adelsverein.

El Barón von Meusebach y los Indios Comanche

En 1845, el Adelsverein despachó hacia Texas un administrador capacitado llamado Barón Ottfried Hans von Meusebach. Él rápidamente solucionó los problemas financieros y compró tierra en la zona de colinas sobre el Río Pedernales, unas 80 millas al noroeste de Nueva Braunfels, y allí estableció un nuevo pueblo al que llamó Fredericksburg. Para 1847, se había hecho evidente que los feroces Indios Comanches de la zona no estaban dispuestos a ceder sus tierras a este nuevo grupo de intrusos extranjeros.

En Enero de 1847, Barón von Meusebach, junto con un intérprete y un pequeño grupo de hombres, fueron hasta el campamento principal de los Comanches, ubicado sobre el Río Saba. Allí negoció un tratado con los jefes Comanche que les permitiría a los colonos alemanes vivir en paz en Fredericksburg, a cambio de un regalo de varios miles de dólares. Se cree que este es el único tratado entre colonos europeos e indios que nunca fue quebrado. El segundo sábado de Mayo, se celebra en Fredericksburg el Día del Fundador. Es un festival tradicional alemán muy lindo y un powpow indio que siempre incluye un reencuentro entre los descendientes del Barón von Meusebach y los descendientes de los jefes Comanche que negociaron el tratado original. Se intercambian regalos, fuman la pipa de la paz y reafirman en tratado.

Vereins Kirche © Mike Leco / USATourist.com
El viejo Vereins Kirche octagonal, conocido cariñosamente como el moledor de café, está en el medio del pueblo, con un museo de los tiempos de los pioneros a muy poca distancia.

Lugares para visitar cerca de Fredricksburg

Fredricksburg es un muy lindo lugar para visitar. Todavía conserva su cultura alemana, pero también tiene muchas costumbres de los antiguos cowboys. El viejo Vereins Kirche octagonal, conocido cariñosamente como el moledor de café, está en el medio del pueblo, con un museo de los tiempos de los pioneros a muy poca distancia. Fredericksburg tiene una variedad particularmente buena de hoteles y muchos establecimientos de Cama y Desayuno. Es famoso por sus comercios con artesanías locales y sus restaurantes que ofrecen la típica comida alemana. Puede llegar a este pueblo viajando una hora y media desde San Antonio por la ruta 10 o tomando el recorrido más pintoresco por la ruta 281. Está a una hora de manejo de Austin, la capital de Texas.

En Fredricksburg se encuentra le Museo Nimitz de la Guerra del Pacífico, ubicado en el viejo hotel Nimitz, en Hauptstrasse. Unas 30 millas al este está el Rancho LBJ del Presidente Lyndon B. Johnson, con la casa y estancia de su juventud Allí encontrará interesantes exhibiciones sobre la temprana agricultura e ganadería de Texas. En las zonas de los alrededores podrá visitar campos donde se cultivan flores silvestres, otros donde se cultivan hierbas y varios viñedos. ¡Si, en Texas también se hace vino!

Luckenbach, Texas (con sólo 3 habitantes) está en el medio de la nada, una corta distancia al sur de Fredricksburg. Esta curva en el camino tiene una vieja oficina postal, con un negocio de ramos generales, un salón y, a veces, una herrería. La única otra cosa que este pueblito tiene para ofrecer es un antiguo salón de baile con música del oeste, donde se realizan bailes los fines de semana. Se hizo famoso cuando Willie Nelson y Waylon Jennings grabaron su exitosa canción "Ven a Luckenbach, Texas".

Escrito Por: Mike Leco
Traducido por: Anabel Elliott
Crédito para la Foto de Arriba: © Mike Leco / USATourist.com
Descripción de la Foto: El Barón von Meusebach ser reúne con los Comanche