La Mina del Lost Dutchman
Arizona
Destinos
Reservaciones

La Mina del Lost Dutchman en Arizona

Pocas historias de la fiebre de oro en el oeste es tan famosa y ha durado tanto como la leyenda de la Mina del Lost Dutchman. Como muchas leyendas, esta tiene base en hechos reales, aumentados por bastantes exageraciones y un poco de ficción. Después de 100 años, muchas personas todavía creen historia y aún hace que muchos aventureros se adentren en las Superstition Mountains en busca del oro del Dutchman.

Su nombre era Jacob Waltz

La leyenda se centra en el personaje de Jacob Waltz, originario de Prusia quien inmigró a los Estados Unidos alrededor de 1840, se estableció cerca de St. Louis, Missouri o Natchez, Mississippi. Después de que se descubrió oro en Callifornia en 1848, aparentemente se unió al grupo de los 49s dirigiéndose hacia el oeste y sorteando toda clase de peripecias durante su viaje a través de las indomables tierras de las minas de oro. Poco se conoce de la vida de Waltz por los siguientes 21 años excepto que aparentemente no encontró su fortuna. Terminó estableciéndose en California y se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos en Los Angeles en 1861.

En 1862, a los 52 años, Waltz llegó al salvaje y poco poblado estado de Arizona. En ese tiempo, la civilización en Arizona consistía en unos cuantos pueblos desperdigados, algunos fuertes del ejercito además de unas cuantas misiones españolas y pacíficas villas de Nativos Americanos. Los feroces e invencibles Indios Apache deambulaban el desierto y las montañas matando o los intrusos que encontraban a su paso. Phoenix era un pueblo del salvaje viejo oeste a lo largo del Salt River que contaba con una pequeña guarnición de soldados del ejercito para proteger a los habitantes de las bandas vagabundas y merodeadoras de Apaches. Oro y Plata habían sido descubiertos en partes de esta tierra salvaje.

Superstition Mountains © Mike Leco / USATourist.com
Las áridas y prohibitivas Superstition Mountains inician a mas o menos 48 km al este de Phoenix.

Buscó oro en Arizona

Jacob Waltz buscó oro y plata en las áridas montañas y en los desiertos extremadamente calientes del territorio de Arizona. Posiblemente fue financiado por inversionistas locales que a menudo proporcionaban comida suficiente, abastecimientos y equipo de minería para mantener una larga busqueda, esto a cambio de una parte de la riqueza que encontraran. Muchos buscadores viajaban con un socio de mina, que mas bien era compañía para mas seguridad. Algunas veces Jacob Waltz viajaba con un socio llamado Jacob Weiser.

De acuerdo a la leyenda, Jacob Waltz apareció en Phoenix durante el año de 1870 con muchas bolsas de oro. Se emborachó, gastó dinero a manos llenas y presumió su gran hallazgo de oro. Había encontrado la mina de oro mas rica. Valía millones de dólares. Consisitentemente negó revelar el lugar exacto de la mina pero dejo entrever que estaba en las Superstition Mountains.

Muy pocos hombres regresaban vivos de la Superstition Mountain

Las áridas y prohibitivas Superstition Mountains inician a mas o menos 48 km al este de Phoenix. En aquellos días, muy pocos hombres se aventuraban en ellas. Aquellos que lo hicieron raramente fueron vistos de nuevo. Unos cuantos restos humanos mutilados y decapitados era lo que usualmente se recuperaba. Las Supertitions eran tierrra sagrada y la fortaleza donde vivían los feroces Apaches.

Esta parte de la leyenda es difícil de entender. Al menos por una década después de esta gran búsqueda de oro, Jacob Waltz vivió una vida muy modesta alrededor del área de Phoenix con muy pocas demostraciones de riqueza. Murió el 25 de Octubre de 1891 a al edad de 81 en aparente pobreza. Sus últimos días los pasó bajo el cuidado de Julia Thomas, una mujer Afro-Americana que era dueña de la heladería de Phoenix.

La leyenda del Lost Dutchman empezó después de su muerte

Menos de un año después de la muerte de Jacob Waltz, el periódico Phoenix Gazette imprimió una historia sobre el extraño comportamiento de la señora E. W. Thomas antigua dueña de la Heladería de Thomas en Phoenix. Se dijo que cerró su negocio y se embarcó en una larga búsqueda de la mina de oro perdida en las Superstition Mountains. De esta manera empezó el mito de la mina perdida de Jacob Waltz. La gente empezó a referirse a Waltz como "el Dutchman", término aplicado a los inmigrantes alemanes, basado en la mala pronunciación de la palabra "Deutsch Mann". La historia de "La Mina perodida del Dutchman" se esparció rapidamente.

Durante mas de cien años, miles de personas han ido a las Superstition Mountains buscando la famosa mina. Algunos nunca regresaron. Por lo menos siete buscadores de oro fueron asesinados en estas montañas. Nunca ha sido encontrada la mina de oro del Dutchman.

Jerry Gargalione © Mike Leco / USATourist.com
Jerry Gargalione, propietario del Bed and Breakfast de Goldfield estaría encantado de rentarle un cuarto en Goldfield y contarle historias del oro del Dutchman.

Nunca fue encontrado el oro del Dutchman

Algunas personas piensan que Jacob Waltz nunca encontró una mina de oro. Suponen que robó algo de oro o que lo ganó en apuestas. Algunos piensan que puede haber encontrado un poco del legendario oro de los Peralta. Otros hasta creen que encontró la fabulosamente rica mina perdida de los Peralta de previas leyendas. Mucha gente aún piensa que el Dutchman tenía una rica mina de oro en las Superstitions y que se llevó el secreto de su loclalización a la tumba.

Antes de 1848, el territorio de Arizona pertenecía a México. De acuerdo a leyendas mas antiguas, dos ricos terratenientes Mexicanos llamados Peralta habían financiado muchas expediciones en el territorio de Arizona y eventualmente descubrieron un depósito muy rico de oro en las Superstition Mountains. Extrajeron el oro y lo enviaron a México en trenes de mulas. En su última expedición, los guerreros Apaches sorprendieron y masacraron a todos los trabajadores de los Peralta. Los indios no le daban ningún uso a las brillantes rocas amarillas, pero realmente apreciaron la sabrosa carne de las mulas. Los guerreros supuestamente regaron el oro sobre el terreno y se llevaron a las mulas. Durante la vida de Jacob Waltz, mucha gente contó historias sobre el oro perdido de los Peralta y su mina perdida.

Nadie sabe la verdad sobre la mina del Dutchman. Ralmente encontró el rico depósito de oro en las Superstition Mountains? Encontró la mina de los Peralta o algo del oro regado por los indios?

Todavía puede buscar la Mina Perdida del Dutchman

Puede visitar las Superstition Mountains y buscar la mina perdida del Dutchman. El área salvaje de las Superstitions se encuentra mas o menos a 48 km al este de Phoenix justo al pasar la intersección con la zona Apache y el reconstruido pueblo minero de Goldfield. El Parque Estatal del Lost Dutchman y su campamento se encuentran en las faldas de las montañas. Jerry Gargalione, propietario del Bed and Breakfast de Goldfield estaría encantado de rentarle un cuarto en Goldfield y contarle historias del oro del Dutchman. La mejor época para visitar esta área es, del final del otoño al inicio de la primavera cuando las temperaturas son mas soportables. el intenso calor hace que las Superstition Mountains sean inhóspitas y peligrosas durante el verano. Tenga cuidado! Aún hay muchos locos buscadores de oro merodeando por las áridas montañas.

Escrito Por: Mike Leco
Traducido por: Carmen Rodriguez Codeluppi
Crédito para la Foto de Arriba: © Mike Leco / USATourist.com
Descripción de la Foto: La Mina del Lost Dutchman